La luz artificial altera los ecosistemas marinos

La luz artificial de las instalaciones portuarias, las embarcaciones, las ciudades y pueblos costeros podrían estar contribuyendo  en la alteración de la composición de las comunidades de invertebrados marinos, según una publicación de la revista Biology Letters.

 Según el estudio, que centraron su investigación en el estrecho de Menai, frente a Gales, las larvas de los invertebrados utilizan la radiación luminosa para localizar los hábitats más adecuados donde asentarse, crecer y reproducirse.

 En este sentido, indican los científicos, la luz artificial puede tanto impedir como alentar que muchas especies colonicen una determinada región. Por ello, algunas especies se fijan al casco de los barcos y otras estructuras, a las que acaban dañando. El fenómeno, aseguran, altera la distribución de estos organismos en la naturaleza.

Los ecólogos de las universidades de Exeter y Bangor mantienen que la creciente urbanización de los litorales está produciendo un gran aumento de la contaminación lumínica. Al parecer, este fenómeno tiene un mayor impacto en las regiones tropicales, donde las aguas suelen ser más claras. En ellas, la luz penetra hasta una mayor profundidad y afecta a más individuos, como las larvas de coral.

las diferentes funciones de la luz solar y su importancia en el ecosistema

La luz del sol es la fuente indispensable para la vida en la tierra. Provee de energía a las plantas, que son la entrada de energía a toda la cadena alimenticia. Además de aportar energía al ecosistema, también regula algunos factores, como por ejemplo la formación de los vientos. En algunos ecosistemas la luz solar no es un factor limitante. Puede mencionarse como ejemplo las praderas, las planicies u otras grandes áreas en donde las plantas tienen el mismo acceso a la luz solar.

Por otro lado, la atmosfera es una capa gaseosa de aproximadamente 200 km que rodea la tierra, Es el principal mecanismo de defensa de las distintas formas de vida. Nos protege de los violentos cambios de calor y frío, de la radiación cósmica, de la radiación ultravioleta y rayos X procedentes del Sol y de los Meteoritos. Al mismo tiempo, la atmósfera contiene oxígeno y dióxido de carbono, sin los cuales, la gran mayoría de los seres vivos presentes hoy en el planeta no existirían.

https://twitter.com/tecnoycienciaEC